viernes, 13 de julio de 2018

Lenguaje inclusivo, ¡ni hablar!


Se lo advierto: no practicaré el uso del lenguaje inclusivo en mi discurso hablado y menos en el escrito, por mucho que las ministras (también algún ministro) me lo quieran imponer bajo la amenaza de pasar a formar parte de su lista de “machirulos”. Mi condición de filólogo (poco relevante, lo sé, no ocupo ni ocuparé jamás un sillón en la Real Academia Española) me lo impide. Aprendí que el masculino en las lenguas del tronco indoeuropeo es abarcador de los dos géneros: el masculino y el femenino: “homo sapiens”, “el hombre y su circunstancia”, “el hombre de Neandertal”, “el artista del año”, “los incas”, “los miserables”, “los ricos”, “los catalanistas”, “los católicos”, etc.

Me pasa lo contrario que a muchas: que si empleo el –os, -as  (los incas y las incas, los ricos y las ricas, los y las periodistas) no puedo evitar en mi mente un sentimiento de “inclusión” condescendiente, en plan “bueno, vale sí, también ellas” que me sobresalta por el sema de patriarcalismo, que es justo lo que ellas, las legisladoras del neo lenguaje pretenden evitar: justo al revés.
Me temo que es demasiado tarde para mi reeducación, señora. Repaso cuanto he escrito con ánimo de corregirme y proceder a raspar con piedra pómez  mi escritura de palimpsesto, y no me sale, lo siento.

Así que si la RAE cae en la tontería de atender las demandas de ellas y de ellos (¿ven?: aquí sí que hay que “incluir”, porque hay lindos en ambos bandos), si las atienden, decía, tampoco pasará gran cosa: seguiré practicando mi español patriarcal, fiel a lo que aprendí en Nebrija, Rafael Lapesa, Dámaso Alonso, Fernández Ramírez y en la lectura de mis clásicos, desde al Arcipreste hasta Irazoky. Allá cuentas con quienes estén dispuestos a pasar a la posteridad por su ridiculez. No los acompañaré.

1 comentarios:

luisrepresa dijo...

y entonces la ministra preguntó a la muchedumbre feminista, y con jesus; ¿qué hacemos?, y la turba con irene montero a la cabeza no dudó. ¡crucificalo!

¡Jesús!, por favor como puedes andar en compañía de machirulos heteropatriarcales como Nebrija Dámaso Alonso, Rafael Lapesa y sobre todo ese Arcipreste que escribió eso tan falocrata de .. "Aristoles lo dijo y es cosa verdadera siempre requieren uso , la mujer molino y huerta". así sin consentimiento expreso cosificando a la mujer.

Espero que reflexiones, vayas al rincón de pensar y te conviertas al lenguaje inclusivo antes de tu crucifixión, u hoguera que no lo tengo claro, ya sabes que "hay más alegría en el cielo por un pecador arrepentido que por cien justos .."

un abrazo, extraordinario artículo

Publicar un comentario