jueves, 11 de febrero de 2010

Cópialo cien veces

Los dioses lares de quienes fueron mis alumnos se han vengado de mala manera. Me lo temía, que antes o después lo hicieran. Me explico:
En la página 161 de mi libro Ávila de memoria, párrafo 3, líneas 16-17, se lee:
"...más o menos solemne según el óvolo que cada uno ofrecía".
Así, con V de verruga, de volumen, de vicio, de vaya por Dios.
Y esto me pasa a mí, autor de un manual titulado Recuperación ortográfica que va por la decimoséptima edición. Habremos pasado unos y otros diez veces por la página del original sin verlo. El maldito "óbolo", con la verruga indecente de su v se nos ha escapado, ya sin remedio. ¿En qué estaríamos pensando? En óvulos, ovarios, ovejas, vaya usted a saber.
¿Y qué hago yo ahora? Pues no me queda otra solución que ir corrigiendo a mano, uno por uno, los ejemplares que quedan por vender, ¡una chapuza, vamos! Lo cual acentuará más el error/errata/falta.
Ha sido una venganza sucia de los dioses protectores de aquellos estudiantes de bachillerato a los que di la paliza con la ortografía durante años: "cada falta, medio punto menos y a partir de cuatro no sigo leyendo". La pedagogía sin rebajas, tan denostada y que tan buenos resultados dio casi siempre. Y ahora soy yo el que recibo el castigo de copiar cien veces la palabra cada día durante el tiempo que me resta de vida.
óbolo óbolo óbolo óbolo (cuatro óbolos por 25 son 100).
¡Hala ya!, que tampoco es cosa de dejar al descubierto el espinazo con tanta flagelación.

2 comentarios:

Una que piensa dijo...

Mi abuelo me trasmitió la pedagogía de su tiempo: la letra con sangre entra. Veo que te la has aplicado. Lástima que en estos tiempos quienes estén por la labor sean los alumnos respecto de sus profesores.
Por otra parte, cuántos se estarán preguntando por qué tanta preocupación por una "simple" V mal colocada. A nosotros nos preocupa. Los demás..., allá ellos.

kika... dijo...

je je je je

(lo siento, pero es que es muy gracioso, ay Némesis, ay)

besos con risas
K

Publicar un comentario