miércoles, 16 de diciembre de 2009

José Belmonte y Pablo Iglesias

¿Quién le iba a decir a Pepe, mi personaje del año y del libro, que acabaría recibiendo un premio Pablo Iglesias? ¿Que dirán los lectores de Ávila de memoria, que le han visto allí fundando el SEU, acompañando a Serrano Suñer en su visita a la ciudad y emocionándose con las bragas rojas de Eva Perón?
José Belmonte estuvo espléndido en su breve discurso de agradecimiento. Hizo subir al escenario el recuerdo de Pilar Leseduarte -ella sí que era socialista- y los dos, él en presencia y ella en la emoción del recuerdo de cuantos la conocimos, recogieron el premio merecido.
Pepe tiene la buena costumbre de contar lo que ha vivido sin cortarse un pelo, sin escaqueos ni disimulos, como un cámara que hubiera dejado el objetivo fijo, sin zoom, plantado en medio de El Grande y de la vida para grabar a quien pase y lo que pase. Es la memoria viva de la ciudad, merecedora de atención en estos tiempos de recuperaciones.
La cosa no iba conmigo, pero me he sentido también un poco premiado. Cosa de amigos.

0 comentarios:

Publicar un comentario