domingo, 13 de diciembre de 2009

Velintonia 3

Se cumplen veinticinco años de la muerte del poeta Vicente Aleixandre. Me invade el recuerdo de las clases, procurando que los estudiantes del San Juan Bautista comprendiesen la trasposición del título Espadas como labios, en vez de “labios como espadas”. Hoy en Velintonia 3 ya no se oye el ladrido de «Sirio» (todos los perros de Aleixandre llevaron ese nombre) saludando a Federico, a Dámaso, a Cano, a Hierro, a Colinas, a Villena… a tantos potas que pasaron por aquel chalé para sentirse empujados, animados a seguir el camino interior de la poesía:

Oh, sí, lo sé, buen «Sirio», cuando me miras con tus ojos profundos.
Yo bajo a donde tú estás, o asciendo a donde tú estás
Y en tu reino me mezclo contigo, buen «Sirio», buen perro mío, y me salvo contigo.


Pero el recuerdo material de Aleixandre en su casa, tan amable y vivificador, perdura en el lamento seco y viejo del perro que ladra alguna vez en el piso de abajo. Y en esta antología que repaso, subrayada y llena de notas para la clase de COU A.

1 comentarios:

kika... dijo...

Velintonia 3 está muy cerca de la Escuela D. (ya sabes qué escuela). Lo que son las cosas...

besos
K

Publicar un comentario