martes, 30 de marzo de 2010

Castigo de los dioses

Hace unos días publicaba en este blog un artículo que titulé Aquí no estuvo Hemingway a propósito de la actitud adoptada por algunos artistas españoles en la cuestión de los presos políticos en Cuba. Recibí varios comentarios, todos aceptables, excepto uno (anónimo, me sonaba la musica a que podía ser de un cubano) que acudía a descalificaciones personales en un tono insultante: el procedimiento recurrente cuando faltan los argumentos.

Como creo ante todo en la moderación y el buen gusto, me puse a trastear buscando silenciar el comentario y, no sé cómo, lo que he acabado borrando es el artículo. ¡Cómo lo siento, amiga o amigo Anónimo!, pero no te preocupes, que en breve lo reconstruiré, aunque no sea con las mismas palabras porque no guardo copia de lo que escribo. La censura es lo último, por lo menos aquí.

Te adelanto la esencia de lo que escribí y volveré a escribir siempre que me parezca oportuno: toda mi simpatía para los cubanos corrientes, "la hermosa gente" que decía William Saroyan, un "imperialista yanki", seguro, que habría sido de la CIA, como todos, si la CIA hubiera sido ya inventada. Pero todo mi rechazo para quienes han convertido aquella Revolución romántica en una dictadura que dura ya más de medio siglo.

Otro día tendré más cuidado, lo prometo; pero no con lo que escribo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Deje clara mi posicion en en mi comentario anterior, te repito, es una pena que seas de esas tantas personas que visitas Cuba, disfrutas de ella, de su gente y luego reflejas en tus lineas una falsa imagen.
No se a que dictadura te refieres, puede ser de la que hablan aquellos frustrados que siempre han querido mas de lo que pueden tener y que no tienen agallas para enfrentar la vida y se esconden detras de un papel y un lapiz para expresar lo que sienten.
Siento pena por ellos y por ti.
Refleja la verdad sobre Cuba.

Jesús Arribas dijo...

Así ya está mejor, amigo.
Si deseas seguir hablando del concepto de dictadura, te brindo la oportunidad de conversar sobre ello a través del correo electrónico.Tienes arriba la dirección.

kika... dijo...

Ah, ya he visto lo que había pasado... definitivamente, necesitas un backup... ya te mando un email!

Publicar un comentario