miércoles, 24 de marzo de 2010

Monumento a la Semana Santa Abulense


El cimorro de la Catedral de El Salvador, en Ávila, es el emblema de la ciudad; más que la vista de la muralla desde el humilladero de Cuatro Postes, más que la mismísima Santa. Es el estuche que guarda el templo originario: la girola y la capilla mayor. Es la atalaya desde la que se asoma el Rey Niño para proclamar: "Aquí estoy yo, protegido por la lealtad de los caballeros avileses". Es, en fin, el escudo de la ciudad.
Pues aquí, en el corazón de la historia, de la noche a la mañana ha brotado el último desafuero. Sobre un pedestal de granito claro, bien pulidito para que contraste con la aspereza de siglos del cimorro, se alza la "mona" de un Crucificado adosado a la puerta de una muralla, todo ello guarnecido por cuatro o cinco ejemplares de palmera enana, que, como todos sabemos, es uno de los árboles autóctonos de la zona. Ha debido de haber chunda-chunda, porque a los pies de la escultura yacen ofrendas florales recientes.
Me acerco a ver si se nombra allí algún responsable y resulta que se trata del "Monumento a la Semana Santa Abulense", que al parecer estaba antes por el Polígono de Las Hervencias. ¡Caray, qué promoción! ¿No había una estación intermedia? Nada contra la Semana Santa y menos contra su significado, pero que lo quiten de ahí, que se lo lleven a una rotonda, a una plazuela, a un esquinazo, que lo alejen del cimorro. O que le pongan en el pedestal un cartel con una flecha indicando: "Al Moneo, 150 metros".

6 comentarios:

antonio dijo...

hombre jesus, yo creo que lo que hay que quitar es el cimorro, que perturba la visión del monumento a la semana santa.

el alcalde

José Antonio Carmona Val dijo...

Absolutamente de acuerdo con tu entrada sobre el Cimorro de la Catedral, pero lo del cartel invita a poner otro a los 300 metros, otro a los 600 y otro a la entrada, por el puente de la estación, que dijera sólo “Monumento a Moneo a 900 metros. Gracias”

jmrwinthuysen dijo...

No nos preocupemos por las palmeras, que no durarán si las cuidan como a los cipreses doblados, estirados con tirantes, despeluchados y comidos por los hongos que vienen plantando, matando y replantando un poco más allá, junto a la piscinita del arco de El Grande.
Juan
PS: entre nosotros, para lo de nuestra guía, ya sabes, me viene bien este monumento, porque tengo planeada una ruta del kitsch abulense y me faltaba algo entre el hotel doña Guiomar y los leones culidiestros de la catedral.

Anónimo dijo...

Ahora entiendo para que han puesto un armanzón metálico,que han clavado (literal), en el exterior de la nave lateral de la catedral:
Van a poner un cartel anunciando, monumento a la Semana Santa 150 m y monumento a Moneo 300.
Espero con imapciencia la guia de ruta del Kitsch abulense.

kika... dijo...

ja ja ja

Yo espero la misma guía. De esto tiene la culpa el Plan E. O algo.

besos
K

Anónimo dijo...

Soy un gran admirador de la Semana Santa y sus procesiones; no tengo nada contra la Cruz y todo lo que significa, pero sinceramente creo que este no es el lugar para colocar este monumento. Sería conveniente que los responsables buscaran otro emplazamiento, que seguro que los hay.

Publicar un comentario