martes, 28 de marzo de 2017

Zenit, de Joglars

JOGLARS. Zenit. La realidad a su medida. Teatro María Guerrero (Madrid). Del 22 de marzo al 9 de abril de 1917.
La sátira de JOGLARS (Ramón Fontserè y Martina Cabanas) disecciona esta vez el mundo del periodismo a ritmo casi operístico a ratos, circense por momentos, siempre moviéndose en un equilibrio estimulante entre la palabra provocadora y el gesto dictado por una coreografía (Mar Gómez) que sorprende.
JOGLARS no envejece. No estoy tan seguro de que haya ocurrido lo mismo con nosotros, los espectadores. Desde el palco, contemplo el patio de butacas antes de comenzar la función: ofrece un  panorama de gente más formal que aquella que aplaudió Olimpic man, Teledeum o Ubú president. Pero, al final, los aplausos son igual de prolongados y entusiastas que entonces. Será que estamos envejeciendo bien.
Zenit le “pega un repaso” al mundo del periodismo: la vocación mercantilista, el sensacionalismo, la producción atenta al consumismo, la subjetividad, la explotación del periodista becario, la búsqueda del títular efectista a toda costa: la basura, en fin, invediéndolo todo y creando una realidad ad hoc incapaz de destruir un buen titular. Una lección de cómo el teatro sigue siendo un instrumento ejemplar de denuncia de la sociedad, como cuando Aristófanes o Molière. JOGLARS son los clásicos necesarios de nuestro tiempo. ¡ Qué buen teatro! La lección podría declararse obligatoria para estudiantes y profesionales del periodismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario