jueves, 17 de mayo de 2018

Teoría de Pradosegar / Cráneo de Ávila

Carta a mis parientes de Reus

Queridos:

Estos días de asedio de los medios empeñados en acongojarnos con noticias sobre lo que pasa en la Cataluña política, no en la otra, no puedo dejar de pensar en vosotros, los que tuvisteis el arranque de levantar la casa de Pradosegar en los años 50 buscando bienestar y mejor futuro. Es evidente que vuestros padres acertaron en la decisión. Siempre estarán en mi recuerdo las tardes en la cocina de vuestra casa quemando unos ramos para arreglar las patatas, o los juegos en el sobrado cuando encofrábamos a la más pequeña en un arca, hasta que la madre la rescataba. Y pienso en qué podéis estar sintiendo cuando leéis o escucháis a vuestro presidente expresar las más gruesas barbaridades sobre los “españoles” que, como vosotros, han invadido el Principado impidiendo con su cultura extranjera que se convirtiera en república.
En el rosario de insultos racistas y xenófobos, que me gustaría ver guardado en la caja de los malos recuerdos un día, sobresale esta perla del racista Daniel Cardona “català exemplar”, a quien ha homenajeado vuestro presidente y con el cual se solidariza: “Un cráneo de Ávila no será nunca como uno de la plana de Vic. La antropología habla más elocuentemente que un cañón del 42”.


Siento una profunda vergüenza por esta prueba de falta de inteligencia y por la exhibición de miseria moral que abunda en los discursos del nacionalismo extremo, que ahora encabeza vuestro presidente. Lo del cráneo es lo de menos, teniendo en cuenta que uno es de Ávila y eso ya no tiene solución. Lo que me pregunto y os pregunto, queridos, es si habréis notado a estas alturas algún desarrollo craneal en estos años, que os haga albergar la esperanza de igualaros con los de Vic. Seguro que no, que aborrecéis como yo estas gilipolleces y seguís diciendo medio en broma  aquello de “Reus-París-Londres” para mostrar el orgullo que os inspira vuestra patria de adopción; igual que nosotros decimos aquí “Ávila del Rey”, aunque algunos nos confesemos republicanos. Si venís este verano, podremos hablar de cráneos, paro siempre entre risas. Prohibido hablar en serio.

Un abrazo de vuestro Cráneo de Ávila.

0 comentarios:

Publicar un comentario